Sticker

El sol, su energia y tu salud

El sol, su energia y tu salud Thumbnail

El sol, su energia y tu salud

Toma la “Vitamina del Sol” este Verano: En este artículo exploramos los beneficios de salud de la Vitamina D y como conseguirlo todo el año.

Ya comienza la época de verano y es el momento ideal para que tú y tu familia disfruten de los parques, las playas y de la actividad física al aire libre. Pero más allá que lograr un buen estado físico, exponernos al sol tiene beneficios muy especiales.

La Vitamina D es una de las más particulares e interesantes de todas las vitaminas, pues exponiéndonos  al sol es como podemos obtener la mayor y más pura cantidad de esta vitamina. Por eso se le llama “la vitamina del sol”.  Como sabemos, todas las vitaminas juegan un papel muy importante para mantener una buena salud, y funcionamiento nuestro cuerpo  evitando la deficiencia de vitaminas en el mismo,  sin embargo en los medios de comunicación más populares se hace poco énfasis sobre la importancia de mantener niveles adecuados de vitamina D en nuestro organismo.

Durante los últimos años, los doctores han puesto mucho empeño en aumentar la conciencia en que toda la población se cuide de los efectos dañinos de los rayos solares sobre nuestra piel para evitar ser afectados con cáncer en la piel.  Sin embargo, en este artículo deseamos concientizarte  sobre cómo tener un balance adecuado en tu exposición al sol para así obtener los maravillosos beneficios de la Vitamina D sobre las propias funciones vitales del cuerpo.

Si lo explicamos en palabras simples, cuando entramos en contacto con los rayos solares, estos convierten en vitamina D una grasa especial que todos tenemos debajo de la piel. Por lo regular, con solo tomar el sol de 10 a 12 minutos al día entre 8:00 a.m. y 3:00 p.m. podemos suplir la cantidad de vitamina D que nuestro cuerpo necesita.

Muy pocos alimentos contienen naturalmente vitamina D y generalmente, la cantidad de vitamina encontrada en estos alimentos es menor de la que nuestro cuerpo necesita. Por eso es tan importante envolvernos en actividades al aire libre para producir la cantidad necesaria. Entre los alimentos que contienen vitamina D se encuentran:

– La leche enriquecida con vitamina D
– Los pescados grasos como el Salmón, Atún y sardinas
– Los quesos muy grasos como el de cabra, de leche de búfalo, queso suizo, Edam, Parmesano y camembert
– Aceite de Hígado de Bacalao
– Algunos mariscos como  las ostras, camarones y almejas
– Huevos de gallina (siempre que sean vitaminados o crudos)

Los vegetales no son una fuente importante de D a menos que se les añada. Entre los principales  beneficios que se atribuyen a la vitamina D se encuentran:

– Fortalece los huesos y los dientes, pues ayuda a nuestro cuerpo a absorber mejor el calcio
– Promueve la producción de hormonas
– Mejora la vista
– Ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer
– Fortalece el sistema inmunológico para combatir infecciones
– Ayuda a mantener la buena salud de la piel
– Ayuda a mantener un buen estado de ánimo
– Ayuda a mantener las venas, arterias y el corazón en buen estado

Tener niveles muy bajos de vitamina D en nuestro cuerpo, puede causar algunas de las siguientes afecciones:

– Osteoporosis (debilidad o cáncer de los huesos)
– Problemas con la salud bucal  (caries, yagas en la boca)
– Problemas con la Vista
– Problemas del sistema nervioso: irritabilidad, depresión, pesimismo, problemas para dormir, etc.
– Problemas Musculares: debilidad y malestar general, falta de interés y dolores en diferentes partes del cuerpo sin motivo aparente.
– Problemas en las articulaciones:  Articulaciones hinchadas en dedos, manos, tobillos y rodillas

Podemos decir entonces que desde nuestros huesos hasta nuestro sistema nervioso, son múltiples los beneficios de consumir tan importante vitamina.  Siendo tan pocos los alimentos que contienen niveles importantes de vitamina D, a continuación hacemos algunas sugerencias de cómo aprovechar sus beneficios naturales al máximo:

– Realizar actividades al aire libre como caminar, correr, montar bicicleta o algún otro ejercicio que puedas disfrutar al Aire libre durante los días soleados.
– Cuando disfrutes de tus 10 a 12 minutos de sol diarios, según se sugirió anteriormente, trata de hacerlo sin bloqueador solar.  Después de los 12 minutos de exposición al sol puedes utilizar el bloqueador solar de tu preferencia.
– Para rendir y disfrutar al máximo de las actividades física al aire libre, te invitamos a incluir una dosis adecuada de Bedoyecta como parte de tu rutina de alimentación y nutrición diaria.

Finalmente, recuerda que para un balance completo la nutrición juega un papel muy importante para el bienestar tuyo y de tu familia. La verdad  es que no hay alimento mágico que contiene todas las vitaminas y por eso es importante tomar un suplemento vitamínico que ayude a evitar un déficit y mantener una buena salud. Para más información sobre las vitaminas y consejos de salud puedes visitar la sección de artículos en Bedoyecta.com, y ¡disfruta de tu verano al máximo!

Fuente: Botanical-online.com, Wikipedia.com y Vitamindcouncil.org