Sticker

Misión Imposible: Los Niños vs. Las Verduras

Misión Imposible: Los Niños vs. Las Verduras Thumbnail

 

En casi todas las casas hay un niño así: En el momento que le sirven verduras hace pucheros y se niega a probarlas. Si en tu casa hay un niño así, quédate tranquila, estamos para ayudarte. Con los siguientes tips, los berrinches en la mesa serán cosa del pasado.

1) Pon el ejemplo: Los niños tienden a copiar los hábitos alimenticios de sus padres. Si tú no comes verduras, es esencial que comiences a hacerlo.

2) Juega con la presentación: Si preparas platillos de una manera divertida y colorida, tus niños los verán como un juego. Puedes hacer caritas de payaso, casitas, animalitos, etc.

3) Juega con los nombres: Varios estudios comprobaron que cambiar el nombre de las verduras por uno más creativo, da resultados significativos. Por ejemplo, en una escuela a las zanahorias las llamaron “Zanahorias de Rayos X” y al brócoli “Power-Punch Brócoli”’ y los niños se las devoraron.

4) Involúcralos: Si invitas a tus hijos al súper a que escojan las verduras y luego a que te ayuden a prepararlas, los harás sentir orgullosos, entusiastas y serán cooperativos.

5) Regla de “una mordidita”: Otros estudios comprobaron que aquellos niños que inicialmente rechazaron un platillo, tuvieron que probarlo de 8 a 10 veces para aceptarlo. La próxima vez diles que al menos les den una mordida, a la larga las aceptarán.

6) Qué evitar: Nunca les des postres como premios. Sólo estarás reforzando la fama negativa de las verduras. Tampoco los obligues a comer todo el platillo, esto hará de la comida una experiencia negativa.
Recuerda, la clave del éxito es la paciencia. Una conducta no se cambia de un día para otro, pero si sigues estos consejos esperamos que veas los resultados.

Fuentes: Summer Tomato blog7 Mistakes Parents Make When Feeding Their Kids de JoyBauer.com.